ORACIÓN: ARMA PODEROSA

 

¿Saben ustedes cual es el arma más poderosa que tiene el ser humano?

Quizá muchos dirán la bomba nuclear

Otros dirán las armas biológicas

Otros dirán el poder financiero

Otros dirán el poder de la mente

 

Pero la realidad, sin duda alguna

El arma más poderosa que tiene el ser humano es LA ORACIÓN.

 

La oración es la fuerza, el poder y el secreto que mueve el cielo, mueve a Dios. Ni el dinero, ni el genio, ni la cultura, ni las grandes obras, pueden hacer algo para mover a Dios, sino la oración con fe.

 

Mc 11,24 Por eso les digo que todo lo que ustedes pidan en oración, crean que ya lo han conseguido, y lo recibirán

 

Hermanos nos dice la palabra de Dios que lo que pidamos en oración lo vamos a recibir, pero para recibir hay condiciones.

Esta es una promesa de Dios, y Dios cumple sus promesas, es el mismo Jesús que nos habla y nos exhorta a pedir en oración.

 

Qué es orar?

 

Orar es hablar con Dios y también oírlo a EL

La oración es un dialogo del hombre con Dios, no es un monologo, no hablamos solo nosotros, sino que Dios también nos habla, (nos escucha y nos responde)

 

¿Cómo nos habla Dios?

Dios habla:

 

Cuando oramos un mundo espiritual que no vemos se mueve a nuestro favor.

No como último recurso cuando todo lo demás me falla sino como primer y único recurso que moverá el cielo y traerá respuesta y solución a nuestros problemas. Por que para Dios todo es posible.

 

Con la oración se nos ha dado el privilegio de cambiar vidas (intercesión), de cambiar circunstancias.

Cualquiera que sea tu circunstancia tu situación, se puede cambiar con solo elevar una oración al Padre que Todo lo Puede.

 

  1. Oración: Arma Poderosa

 

El Señor nos ha dado armas para defendernos de todos los problemas y aflicciones, armas espirituales para el combate espiritual (batalla espiritual).

 

La oración es un arma espiritual y debemos aprender a usarla.

 

Tan poderosa es la oración que por medio de ella se rompen pactos satánicos, se expulsa demonios

Mt 17,21 esta clase de demonios solo se puede expulsar con oración y el ayuno

 

Hermano usted quiere alcanzar lo inalcanzable, ganarle la batalla al enemigo

hacer posible lo imposible, fácil lo difícil?.....pues ORE

 

Póngase en pie de guerra y pelee y gane la batalla en la Oración

Somos guerreros del Señor

¿Sabían hermanos que estamos en una batalla? sí la batalla espiritual

 

2Co 10,4-5 Las armas que usamos no son las del mundo, sino que son poder de Dios capaz de destruir fortalezas.

 

 

  1. Cómo orar eficazmente?

1. Fe: Creer en Dios

 

Mc 11,24 Todo lo que pidan en oración crean que ya lo han conseguido y lo recibirán

Jesús es quien está hablando y dice que si pedimos en oración vamos a recibir, pero aquí hay una condición…..creer

Pero creer en Dios, no fe en la fe, sino fe en Dios

 

Stg 1,6 Pero tiene que pedir con fe, sin dudar nada; porque el que duda es como una ola del mar, que el viento lleva de un lado al otro. 7 Quién es así no crea que va a recibir nada del Señor.

 

CREER para VER      no ver para creer

Tienes que creer para ver a tus hijos levantados, ver tu hogar próspero, tu familia sana, feliz.

Jn 11, 40 Si crees verás la gloria de Dios

Mc 9,23 Todo es posible para el que cree

 

  1. Persistencia

Pedir persistentemente

 

Lc11,5 “Supongamos que uno de ustedes tiene un amigo, y que a media noche va a su casa y le dice: Amigo, préstame tres panes, por que un amigo mío acaba de llegar de viaje a mi casa, y no tengo nada que darle.

Lc 11,8 Les digo que, aunque no se levante a darle algo por ser su amigo, lo hará por su impertinencia, y le dará todo lo que necesita.

 

Cuando ore, hágalo insistentemente, día y noche, en todo momento, a pesar de los obstáculos, como la mujer cananea Mt 15,22, como el ciego Bartimeo, como la viuda y el juez injusto.

 

  1. De acuerdo a la Voluntad de Dios

1Jn 5,14-15 Tenemos confianza en Dios, porque sabemos que si le pedimos algo conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y así como sabemos que Dios oye nuestras oraciones, también sabemos que ya tenemos lo que le hemos pedido

 

  1. En el nombre de Jesús

Jn 14,14 Yo haré cualquier cosa que en mi nombre ustedes pidan

Jn 15,16 Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre

 

  1. Ore con las promesas de la Palabra de Dios.

Gl 3,29 “Y si son de Cristo, entonces son descendientes de Abraham y herederos de las promesas que Dios le hizo”

Somos hijos de Dios herederos de las promesas, sólo tenemos que pedirlas, posesionarnos de nuestra herencia. Tomemos nuestras promesas de salud, de prosperidad, de vida eterna, de paz, de felicidad, de protección, en fin.

Nosotros no estamos derrotados somos hijos del Rey de Reyes.

Es infinito el poder de la Palabra de Dios unida a la oración, por que la Palabra de Dios es poderosa, si por medio de ella se creó el mundo y una sola Palabra bastará para sanarnos.

 

Tomemos las promesas de la Biblia, ejemplo si quiere salud Is 53,5 por sus llagas alcanzamos la salud…usted diga Señor dame la salud porque tu palabra dice que por tus llagas yo soy sano, y se que tu cumples tu promesa.

 

  1. Pida la asistencia del Espíritu Santo

Rom 8,26 De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. Porque no sabemos orar como es debido, pero el espíritu mismo ruega a Dios por nosotros, con gemidos que no pueden expresarse con palabras.

 

 

  1. Déle la Gloria a Dios

Nosotros hemos sido hechos para la gloria del Señor.

No  debemos ver a Dios como un colaborador a nuestro servicio, sino reconocerlo como el Señor de nuestras vidas, el rey, nuestro soberano, a él toda la gloria.

Por eso cuando pida algo pídalo para dar la gloria a él, si se sana, déle la gloria a Dios.

Para que quieres la salud, para que un carro?..para dar la gloria a Dios.

Como Lázaro fue resucitado para gloria del Padre

 

Is 43,5 … los que yo creé y formé, a los que hice para gloria mía.

 

  1. Cuando no hay respuesta a nuestras oraciones?

 

 

El gran problema no es la oración no contestada, sino la oración no ofrecida, no pedimos por eso no recibimos

 

Stg 4,2-3 “Ustedes quieren algo, y no lo obtienen; matan, sienten envidia de alguna cosa, y como no la pueden conseguir, luchan y se hacen la guerra. No consiguen lo que quieren porque no se lo piden a Dios; y si se lo piden no lo reciben porque lo piden mal, pues lo quieren para gastarlo en placeres.

 

¿Cuál es la razón por la que pides

Hermano para que quieres la salud?……para desperdiciar tu vida en cosas superfluas…o para dar la gloria a Dios…para ampliar su reino predicando su evangelio.

Para qué quieres un carro nuevo para llevar chicas, impresionar a la gente o para trasladarte al grupo de oración y llevar a otros hermanos

 

El ya sabe lo que tu necesitas, pero el quiere que pidas, para que pueda actuar, por que el te ha dado libre albedrío y al pedir estas eligiendo a El, dependiendo de El.

Lc 18,41 ¿Qué quieres que haga por ti?

 

 

Is1,15 “Cuando ustedes levantan las manos para orar, yo aparto mis ojos de ustedes; y aunque hacen muchas oraciones, yo no las escucho. Tienen las manos manchadas de sangre. 16 ¡lávense, límpiense! ¡aparten de mi vista sus maldades! ¡dejen de hacer el mal! 17 ¡aprendan a hacer el bien, esfuércense en hacer lo que es justo!

 

  1. Jesús: hombre de oración

 

Pidiendo la voluntad del Padre

Lc 22,42 “Padre, si quieres líbrame de éste trago amargo; pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya”

Con fervor, intensidad

Lc 22,44 En medio de su gran sufrimiento, Jesús oraba aún más intensamente

Jesús ora antes de los momentos decisivos de su misión

Lc 3,21 Bautismo

Lc 9,28 transfiguración

Lc 22,41-44 Pasión

Elegir los apóstoles Lc 6,12

En lugares apartados, noche Mc 1,35; 6,46; 5,16

Antes resurrección de Lázaro Jn 11,41-42

 

Entonces hermanos, aprendamos del Maestro de Maestros Jesús y cuando tengamos problemas, cuando tengamos anhelos, cuando deseemos orientación para tomar una decisión importante acudamos a Aquel que tiene poder para hacerlo todo….a Dios todopoderoso.

 

Oremos con fe, creyendo que ya hemos recibido lo que hemos pedido, pidamos Espíritu Santo para que nos ayude a pedir conforme a la Voluntad de Dios, limpiémonos de nuestros pecados para que Dios escuche nuestras oraciones, insistamos día y noche, noche y día, a pesar de los obstáculos y pidamos en nombre de poderoso de Jesús, el nombre que está sobre todo nombre, porque todo lo que pidamos en el nombre de Jesús el Padre nos lo dará

Y digamos como Jesús, que no se haga mi voluntad sino la tuya. 

 

Hna. Cecilia de Morales